El pepino fundamental para una vida sana

Cataina Gomez¿Sabía usted? Los pepinos son una de las hortalizas más antiguas, cultivadas desde hace miles de años en la India y partes de Asia. En un momento la gente creía que eran venenosos y raspaban la piel para “dejar fuera” los venenos!

Fruto en baya de la planta del pepino, herbácea trepadora de la familia de las Cucurbitáceas. Se consume inmaduro ya que al madurar pierde la tersura y se hace esponjoso y de color amarillento.

Creció en origen silvestre al pie del Himalaya, 6000 años a.C., con el tiempo llegó a Egipto y fue uno de los alimentos preferidos por los faraones. La Biblia menciona como los hebreos expulsados de Egipto los cultivaron cuando llegaron a la Tierra prometida. Los médicos griegos y latinos afirmaban que su jugo aumentaba la inteligencia y calmaba los ardores de la carne.

El pepino es una de las hortalizas más ricas en agua, por lo que proporciona muy pocas calorías (12 kcal por 100 gramos de alimento).

Aporta pequeñas cantidades de provitamina A (beta-carotenos), luteína (caroteno sin actividad provitamínica A), y proporciones aún menores de otras vitaminas del grupo B, como folatos, niacina, tiamina, riboflavina…Contiene, en cambio, cantidades apreciables de vitamina C (100 gramos de pepino cubren más de un 15% de las ingestas diarias recomendadas de la vitamina).

El pepino contiene igualmente minerales en pequeña cantidad, siendo el más abundante el potasio.

A este alimento se le han atribuido efectos beneficiosos para la piel. En concreto, se ha usado de forma tópica en el caso de algunos problemas cutáneos como dermatitis, quemaduras e hinchazón de  ojos. Los posibles efectos beneficiosos del pepino a este nivel se han relacionado con la presencia de dos compuestos: la vitamina C y el ácido cafeico, si bien se requiere una investigación más profunda a este respecto, ya que no existen pruebas científicas.

En su composición también presenta una pequeña proporción de beta-sitosterol, compuesto con actividad antiinflamatoria, hipoglucémica y moduladora de la respuesta inmunitaria, entre otras, que puede resultar beneficioso en el tratamiento de ciertas enfermedades como la artritis reumatoide, diabetes, cáncer, hiperplasia benigna de próstata…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s