La panela Formula de campeones

Formula de campeonesLos hidratos de carbono simples, como el azúcar (sacarosa) u otros alimentos que la contienen aportan glucosa al organismo humano, un elemento muy necesario tanto para nuestros músculos como para nuestro cerebro. La principal función del azúcar es proporcionar la energía que nuestro organismo necesita para el funcionamiento de los diferentes órganos, como el cerebro y los músculos.

Sólo el cerebro es responsable del 20% del consumo de energía procedente de la glucosa, aunque también es necesaria como fuente de energía para otros tejidos del organismo ya que todas las células del cuerpo humano son capaces de oxidar glucosa. Por ello, nuestro organismo mantiene unas reservas permanentes de glucógeno a las que acude cuando los diferentes sistemas o tejidos demandan energía.

Somos tan dependientes de ella que, en caso de no disponer de glucosa, otros sustratos (proteínas y grasas) sufrirán distintos procesos para poderla sintetizar. Si no existen estos sustratos, se produce la denominada hipoglucemia y el organismo empieza a sufrir ciertos trastornos como debilidad, temblores, torpeza e incluso desmayos.

En personas sanas y sin ningún tipo de problemas de salud, el consumo de azúcar es factible y recomendable. Para que una dieta sea equilibrada y las necesidades de nuestro organismo queden cubiertas, es necesario consumir entre un 55 y un 60% de hidratos de carbono, entre el 30% y el 35% de grasas, y entre un 10% y un 15% de proteínas. Un consumo de azúcar equivalente al 10% del total de energía (kilocalorías) consumida, puede considerarse como una ingesta moderada.

Estas recomendaciones vienen avaladas por dos de los más importantes organismos internacionales dedicados a la salud: la FAO y la OMS. Según estas organizaciones, es necesario aumentar el aporte de hidratos de carbono en la alimentación y sustituir paulatinamente las grasas, ya que este desequilibrio ha sido uno de los factores que ha provocado el aumento de la obesidad, considerada como la epidemia del siglo XXI.

El azúcar blanco es casi 100% sacarosa o sucrosa, razón por la cual sólo aporta energía (alrededor de 4 calorías por gramo).

El azúcar crudo o azúcar moreno contiene además de sacarosa, sales minerales (Potasio, Calcio e hierro), aunque no en cantidades destacables.

La miel de caña contiene además de sacarosa, sales minerales (Potasio, Calcio e hierro), aunque no en cantidades destacables.

La panela contiene además de sacarosa, diversas vitaminas (del grupo B) y minerales (Potasio, Calcio e Hierro), aunque no en cantidades nutricionalmente apreciables. A la panela se le atribuyen los siguientes beneficios:

Proporciona energía y ayuda a fortalecer el sistema inmunológico de los niños, previniendo enfermedades del sistema respiratorio, la anemia y el raquitismo.

Produce un rápido aporte de energía tras un esfuerzo agotador.

Es un excelente cicatrizante, produce una acción bactericida contribuyendo al restablecimiento de los tejidos.

Ha sido un elemento utilizado en heridas.

Excelente hidratando la piel, usada en mascarillas o frotándose todo el cuerpo con panela diluida durante la ducha.

Al igual que la miel de abeja, la Panela tiene un efecto balsámico y expectorante en casos de resfriados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s